Hola Invitado, si estás leyendo esto significa que no estás registrado. Por favor tómese un segundo, HAGA CLIC AQUÍ para registrarse y en unos sencillos pasos, usted podrá disfrutar de todas las características de esta excelente comunidad y recuerde presentarse para conocerte.

Lista de Usuarios Mencionados

Página 1 de 9 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 88

Tema: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

  1. #1
    HDJOTERO INICIADO
    Fecha de Ingreso
    31 Mar 2009
    Vehiculo:
    hdj 100
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    96
    Agradecimientos: 3
    Citado en
    0 Mensaje(s)

    CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA



    Hace miles de años, el corazón del Sahara en Libia, era un vergel. Ahora, es viento y polvo y cuesta de imaginar que en otros tiempos por allÃ* corriera el agua y la vida. Cuando contemplas la inmensidad de los valles del Ubari y del Murzuq te invanden varias sensaciones: paz, tranquilidad, también desasosiego, respeto, melancolÃ*a…tardas varios dÃ*as en darte cuenta de que estás delante de las edades de la tierra, que allÃ* no eres nada y nada queda cuando te vas. AllÃ* te das cuenta del paso del tiempo, puedes olerlo. Eres consciente. El desierto es evocador…quizás sea lo más fascinante.

    En este viaje, 32 coches empezamos con el propósito de cruzar el Sáhara de Libia por los desiertos de Ubari, Murzuq y Akakus, la mayorÃ*a lo conseguimos. Ha sido una gran aventura y lo hemos pasado en grande. Espero que la crónica sea fiel a los acontecimientos, aunque para cada persona ha sido un viaje distinto y único. Yo explicaré mi punto de vista.

    ETAPA 1: LA TRANSICIÓN HASTA LLEGAR AL DESIERTO
    DIA 1: EMBARCAMOS HACIA TÚNEZ
    El viaje empieza el viernes dÃ*a 9 rumbo a Marsella. Llevamos el coche cargado con todo lo necesario para 17 dÃ*as y esperamos no tener ningún problema mecánico! Por la tarde Territori4x4 nos llama para avisarnos que en vez de embarcar en Marsella, lo haremos en Génova debido a una huelga de la naviera. La sombra del retraso en nuestro viaje nos acecha, pero decidimos ser optimistas!

    Nos encontramos en el hotel con Luis Garrote, Ramon, Gerard (admiramos su HDJ 200 en el parquing), José Luis y Puy, Kenet y Marta etc. Estamos todos muy entusiasmados, para algunos es la primera vez que vamos a Libia! Cenamos explicando anécdotas y aventuras y nos fuimos a dormir.

    A la mañana siguiente llegamos a Génova sin problemas. El espectáculo estaba servido: habÃ*a allÃ* una gran concentración de “artilugios del desierto”: camiones, quads, unimogs, viejas glorias restauradas, los de Tot Pols (Joan!!!!!), etc. Un ambiente de lujo que nos entretiene las horas hasta embarcar!

    Por la noche, el ambiente en el bar del barco es total: la gente animada, haciendo bromas, se ven las primeras camisas y camisetas del viaje, se habla de las preparaciones, de otras experiencias, de trócolas… jajajjaja.

    DIA 2: LLEGAMOS HASTA MATMATA
    El desembarco no tiene ninguna complicación, repostamos y nos bajamos a toda pastilla! Vamos con David, Mare, Salvador, MartÃ* y Maite, Joan y Gerard haciendo carreras hasta Matmata. Los camiones de cara, furgonetas sin luz, burros y bicicletas por la carretera son de lo más habitual…en el hotel, el parquing es como una concentración de 4x4. Estábamos todos tan ansiosos por llegar a la arena!

    DIA 3: LLEGAMOS A LIBIA AL FIN!!!!

    Salimos de Matmata con gran expectación. La frontera de Libia es un auténtico coñazo, aunque nos sirvió para conocernos mejor en el grupo. Al fin nos dieron las matrÃ*culas y pudimos salir de allÃ* a toda pastilla. Entramos en Libia y nos repartimos las gasolineras para llenar hasta los bolsillos de las camisas!! No Ã*bamos a ver nada más hasta al cabo de 4 dÃ*as que saliéramos del desierto. Acampamos cerca de la carretera.




    ETAPA 2: EMPEZAMOS POR PISTA RUMBO AL UBARI. PRIMERA BAJA.
    DIA 4: A PIE DE DUNAS, MARE HACE DE LAS SUYAS.


    Me despertó el ruido de motores y al abrir los ojos vi el sol alumbrar el horizonte…recordé que ya estaba en Libia y que ese mismo dÃ*a dormirÃ*a en las arenas del Ubari.
    Café, pastas, recoger mesas y sillas, el grupo, bien disciplinado recogÃ*a el campamento con gran diligencia…en media hora ya salÃ*amos hacia Derj, donde volvimos a repostar a tope. A pocos quilómetros cogimos la pista que lleva hasta el mar de arena del Ubari.

    La pista invitaba a correr y darle zapatilla a los coches, y más después de tantos dÃ*as esperando acción, pero es una pista peligrosa, llena de trampas…agujeros inesperados, piedras puntiagudas…empezamos a oÃ*r por la emisora problemas mecánicos. Todos empezamos a ser prudentes y reservar nuestros coches para la arena. El Defender habÃ*a roto los 2 amortiguadores de atrás y algún otro coche también habÃ*a tenido problemas.




    Llegamos al punto de acampada a pie de dunas y estrenamos la ducha! Ducharse en medio de la arena es un puntazo! Después de cenar, Marc y yo nos fuimos a contemplar las estrellas. Por allÃ* nos encontramos a Anna tumbada haciendo lo mismo y nos quedamos los tres embelesados con el cielo del desierto. Espectacular. Me estiré en la arena enfriada por la noche, y contemplé las estrellas abrumada…habÃ*a tantas, tan juntas! ParecÃ*a que las podÃ*as coger con las manos. Se veÃ*an todas las constelaciones y la VÃ*a Láctia. Intenté hacerle fotos…pero sin éxito.



    OÃ*mos como nos convocaban al briefing alrededor del fuego. Fuimos no sin antes servirnos un Gin Tonic.

    Después de la charla sobre la etapa del dÃ*a siguiente, Toni nos anunció que Ã*bamos a ver a Jesucristo…en ese momento apareció Mare cargando una cruz de madera que se hizo con dos troncos, una corona de espinas y un tapa rabos gritando “perdónales!!!! Que no saben lo que hacen!!!!”. Automáticamente todo el campamento estaba llorando de la risa. Mare cargó con la cruz hasta el fuego y solo se oÃ*an ocurrencias: “Ya decÃ*a yo que Dios iba con Toyota!!”, “Lluis!! Pon el la web que los de Territori vieron a Dios en las dunas!!!” y asÃ*…un hartón de reÃ*r.

    Por si fuera poco, y partir de ahora usaré iniciales para no desvelar detalles escabrosos de nadie…lo que pasa en el desierto se queda en el desierto…alguien tenÃ*a pensada otro espectáculo más!

    Me entraron ganas de ir a dormir. Cuando fui hacia mi coche noté ciertos movimientos, risitas y ruido de compresor detrás del coche de KS…al fijarme, vi una masa de plástico que iba adquiriendo volumen y forma…Dios mÃ*o!! Era una muñeca hinchable!!!

    Evidentemente, se me pasaron las ganas de ir a dormir. Hincharon la muñeca y la colocaron en lo alto de una duna con una luz roja entre las piernas y convocaron a los mecánicos del grupo ( Dani, Sergi, Kenneth) para ofrecérsela…bueno, a la que todo el campamento estuvo allÃ* se armó la juerga padre: todos tocando a la muñeca, haciendo bromas, en fin, que hasta cobró vida y se la bautizó como Brigitte, la pu—a. JJ la tenÃ*a cogida por los hombros y decÃ*a “No sé porqué dicen que mi novia es una pu—a”, jajajajaja. Al final la cogieron y la metieron dentro de la tienda de LR, el cual los echó a todos menos a Brigitte jajajaja Bueno, total, que fueron paseando el juguetito no sé cuanto rato.

    Me fui a dormir con dolor de barriga de tanto reÃ*r.

    DIA 5: ERGS Y CORDONES SUAVES. PRIMERA BAJA.

    El paisaje cambió y empizó a regalarnos pequeños cordones ergs de arena. Digo pequeños porque ya he visto el Murzuq! PodÃ*amos poner los coches a 80-90km/h entre las suaves dunas. Pasamos por la hammada de Zener.




    A pocos quilómetros del punto de acampada, oÃ*mos por la emisora que la pick up Navara ha roto el motor. LluÃ*s lo tuvo que eslingar hasta el campamento.

    Al finalizar la hammada, vimos el macizo de dunas del Ubari delante de nosotros. Las emociones de desataron por la emisora y todos fuimos conscientes de que habÃ*amos llegado al desierto de verdad! Nos avisamos todos de una posición donde habÃ*a un cortado muy peligroso en la pista.

    Acampamos antes de lo previsto para esperar el coche averiado y decidir qué hacer. Se habÃ*a levantado un poco de viento. La arena se escapaba de las crestas con monotonÃ*a…hicimos la comida y justo después de comer empezó el viento a soplar con fuerza. Una ráfaga de viento y arena nos cubrió de repente. Lo dejamos todo para entrar en el coche. Con la misma sorpresa, el viento disminuyó y salimos del coche a recoger los utensilios de cocina.

    Todos estaban más o menos agrupados charlando y me quedé sola un rato. Admiraba ese paisaje tan solitario y extenso. Continuaba soplando viento y a ras del suelo se levantaba la arena. En ese momento, iba descalza y noté el picar de la arena en la piel, era como una erosión lenta y pertinaz…miré al horizonte y vi para mi sorpresa una gran nube oscura y marrón acercarse al campamento. Nos dimos cuenta todos de que era una tormenta de arena y nos parecÃ*a alucinante el contraste de color con el cielo azul y la altura que llevaba. Corriendo, sacamos las cámaras de fotos, las filmadoras, etc. Para inmortalizar el espectáculo. El coche averiado y los compañeros que lo eslingaban estaban en esa nube!




    Por suerte, la tormenta iba en otra dirección y el viento se calmó por completo. Cuando empezó a caer la tarde, cogimos el coche y nos fuimos a un lugar solitario a ducharnos, habÃ*a unos 30ºC, asÃ* que apetecÃ*a mucho! La ducha sentó fenomenal. Limpitos y perfumados fuimos hacia el campamento.

    Con los últimos rayos de luz, llegaron al campamento nuestros compañeros. HabÃ*an tenido que eslingar la Navara por las dunas y por toda la hammada.

    Con la noche, los primeros aromas de la cena empezaron a despertarnos el hambre. Ese dÃ*a tenÃ*amos fideuÃ* en el menú y una botellita de cava.

    En el briefing, la organización nos explicó la situación del pick up: el coche no podÃ*a arrancar, tenÃ*a el motor roto por un problema con el aceite. TenÃ*an que eslingarlo hasta Ubari por carretera y repatriarlo. La complicación era eslingar el coche por algún cordón de dunas. Finalmente decidirieron que lo llevarÃ*an Albert, Mare y Francisco. Se reunirÃ*an con nosotros en el camping de Takarkiba 2 dÃ*as más tarde.




    DIA 6: LA IMMENSIDAD DEL UBARI

    Otra vez más, nos levantamos al salir el sol. Desde mi coche, veÃ*a las primeras luces del dÃ*a, los conductores más madrugadores, las dunas…

    El grupo continuó para adentrarse en las dunas. Íbamos duneando tranquilos hasta el pie de la Gran Duna del Ubari. AllÃ*, nos concentramos todos los coches para subir de uno en uno y filmarnos, hacernos fotos, cachondeo, etc. Tengo que confesar que en ese momento yo ya estaba muy nerviosa ante la perspectiva de entrar en el macizo y la incertidumbre de qué nos Ã*bamos a encontrar.

    Nos tocaba el turno de subir la gran duna. Arrancamos el 100 a toda pastilla para abordarla con la máxima inercia, bajé la ventilla para sacar la cámara de filmar y mientras Ã*bamos subiendo metros y metros de arena, veÃ*a el valle más y más grande y la adrenalina se disparó por completo. En el próximo viaje instalaré un manómetro de adrenalina!!



    Al llegar arriba, se abrÃ*a un paisaje increÃ*ble: la extensión de dunas más grande que he visto nunca. Mazizos montañosos de arena uno detrás de otro.



    Continuamos cruzando el cordón hasta la primera bajada de infarto y tocar hamada de nuevo. Las distancias eran tan grandes que podÃ*as poner el coche a bastante velocidad y todos los coches nos distanciamos mucho. Cuando nos quisimos dar cuenta, Ã*bamos Gerard y nosotros solos cruzando un cordón tras otro.

    Pasamos por una zona de explotación petrolÃ*fera donde habÃ*a torres de electricidad y pozos. SeguÃ*amos WP y era una gozada la sensación de estar solo en esa inmensidad. SabÃ*amos que a unos 5 o 6Km por delante tenÃ*amos a un grupo, a 2km atrás tenÃ*amos a Gerard y la cola estaba a unos 10km como mucho.

    Fuimos pasando extensiones planas, subidas de 3ª a fondo, bajadas verticales, ollas divertidÃ*simas donde hacer un ocho y coger inercia. Llegamos a un punto donde la arena estaba bastante batida y habÃ*a una subida importante. Con tanto disfrute subimos demasiado lentos y tuvimos que rectificar hacia atrás para volver a subir. Quise avisar a Gerard por la emisora pero en un abrir y cerrar de ojos lo vimos pasar con su 200 a toda pastilla, que tuvo que frenar en la cresta y todo!! jajajaa



    A pocos km del WP de acampada, habÃ*a un cortado en la arena de unos 3 m muy peligroso. Nuestros compañeros de cabeza ya nos habÃ*an avisado y no hubo ningún problema, pero te dabas cuenta de que en el desierto hay que ser prudente y no se puede bajar la guardia ni un momento. Cualquier error tiene consecuencias graves, ya que en Libia coges velocidad en seguida!

    Después del cortado habÃ*a una subida que prometÃ*a emoción al otro lado. Efectivamente habÃ*a una olla inmensa de la que se tenÃ*a que salir! Salvador iba delante y fuimos observando la situación.

    Marc dejó caer el coche, subió por el flanco izquierdo de la olla, la bajó, remontó el flanco derecho por detrás de unas hierbas de camello (donde siempre está la arena más compacta) y afrontó la subida. Llegamos hasta arriba pletóricos!! Siempre que pasas por sitios asÃ* te invade una sensación de triunfo!! Jajajaja.

    Acampamos puntuales a las 5 de la tarde en una extensión pequeña y plana con vistas a los macizos de dunas. Un lugar increÃ*ble donde instalarnos.

    DIA 7: LA RUTA DE LOS LAGOS

    El campamento estaba a unos pocos quilómetros de los lagos. Llegamos hacia las 9,30h de la mañana. Fuimos duneando sin complicación hasta que llegamos a lo alto de un cordón desde donde se veÃ*a el primer lago.

    Rodeado de palmeras, arena y dunas inmensas, estaba uno de los lagos del Ubari. Un paisaje curiosÃ*simo que nos cautivó toda la mañana. Subimos una duna enorme des de la que tienes la perspectiva del paisaje. Evidentemente, esa duna habÃ*a que bajarla y daba respeto ver que tenÃ*a que dejar caer el coche al vacÃ*o, por decirlo de alguna manera.





    Continuamos haciendo dunas hasta al mediodÃ*a que llegamos al camping de Takarkiba, cerca de la población de Ubari. Aunque no era gran cosa, se agradecÃ*a poder deshacer la maleta, ordenar el coche, ducharte con agua abundante y relajarse un rato. Volvimos a repostar hasta los topes y a comprar agua, huevos, coca colas y algo de fruta fresca.

    AllÃ* nos encontramos con Mare, Francisco y Albert que nos contaron la aventura del coche averiado: lo eslingaron a través de las dunas, no sin cierta dificultad, ya que subir una duna con una pick up sin marcha atrás…en uno de los momentos más duros vieron que pasaba un camión por la pista y consiguieron que les eslingara el coche el trozo de arena que faltaba.

    Llegaron a Ubari sin problemas, donde dejaron a la pareja en un hotel y con todos los trámites de repatriación en marcha.

    ETAPA 3: LA IMMENSIDAD DEL SAHARA SE LLAMA MURZUQ.
    DIA 8: EMPIEZA EL MURZUQ


    HacÃ*a dÃ*as que nos lo decÃ*an “ya veréis el Murzuq”, “esos si que tiene tela”, “vais a flipar con las bajadas que hay”…bueno yo estaba acojonada, la verdad. No decÃ*a nada por no poner nervioso al piloto, pero me daba mucho miedo volcar el coche.

    Cogimos carretera hasta el pueblo de Murzuq donde volvimos a repostar hasta las trancas. 9 euros 200L…asÃ* daba gusto!!!

    La ruta del Murzuq estaba planificada entrando por el Murzuq del sur, donde las dunas son más “bajitas” y haciendo un poco de diagonal cruzando por el Murzuq central hasta el paso de Tehi-n-Tilemsin, por el que tenÃ*amos que salir del erg y poner rumbo al akakus.

    El primer dÃ*a de Murzuq fue muy entretenido pero todavÃ*a no habÃ*a las alturas que nos esperaban más tarde. Fuimos haciendo dunas más técnicas que en el Ubari, con bajadas cortas pero de mucha inclinación.

    En una de las crestas nos quedamos empanzados hasta la puerta! Sacamos la pala y preparamos la eslinga, ya que Gerard venÃ*a por atrás. Nos pegó un tironcillo y ala, a continuar. Hice la foto sabiendo que el 200 eslingando al 100 iba a dar mucho de si!! Jajajaja.




    Más adelante, llegamos a la Duna Fornons en honor al propietario de un coche que volcó allÃ* hace un par de años. Dejamos todos mensaje e inscripciones, nos hicimos fotos…yo leÃ* la que dejó mi hermano en semana santa!




    Acampamos puntualmente. Cuando estábamos haciendo una cervecita en el campamento, vimos llegar a Mare con el paragolpes hundido y el cristal del conductor roto. HabÃ*a pegado una volada. Afortunadamente, se pudo volver a poner bien el paragolpes con un winch…eso sÃ*, se quedó sin aire acondicionado!

    DIA 9: QUÉ GRANDE ES EL MURZUQ! MI RECONCLIACIÓN CON TODO.

    Hay dÃ*as en los que parece como si te reconciliaras con el mundo. En este dÃ*a, que atravesamos el corazón del Murzuq, me pasó eso.

    El dÃ*a anterior habÃ*a sido intenso, pero los veteranos nos anunciaban que ahora debÃ*amos superar las alturas del Murzuq central. Ya no estaba acojonada, sinó emocionada y con un subidón de adrenalina increÃ*ble.

    Empezó la etapa y pudimos comprobar cómo se complicaba cordón tras cordón. Íbamos subiendo las dunas en zigzag, pasando ollas inmensas donde hacer el ocho. Empezamos a encontrarnos bajadas en las que, yo al menos, aguantaba la respiración porque era dejar caer el coche al vacÃ*o! VeÃ*as el morro del coche, pero no lo que venÃ*a después y entonces bajabas en picado aguantando el volante con las dos manos que casi dejabas la marca de los dedos!

    Hubo uno de los pasos al que le llamé “el paso maldito”. La verdad es que todo el grupo Ã*bamos muy ligeros y en pocas ocasiones nos concentrábamos varios coches. Hubo una cresta muy puntiaguda en la que nos encontramos un coche enganchado. JuanPe le estaba ayudando con el wins. A todo esto intentó pasar Francisco y se quedó empanzado. Mientras Luis ayudaba a Francisco, JuanPe abrió trazada nueva y Joan le siguió empanzándose también. Mientras nosotros ayudábamos a Joan, Josep pasó la cresta y no sé si algun coche más. Al otro lado habÃ*a una bajada de infarto y fuimos pasando al final un coche tras otro.





    Entre las dunas, habÃ*a pequeños valles con el suelo de tierra oscura. En una de las paradas a desayunar, empezamos a observar la tierra y a escarbar un poco. Fue increÃ*ble encontrar restos de cerámica i sÃ*lex. Se me puso la piel de gallina al imaginar a personas hacÃ*a miles de años, usando esa misma cerámica que yo tenÃ*a entre las manos, para coger agua de un rÃ*o cercano o almacenando aceites o cocinando…Me imaginé una sabana africana próspera en caza, con árboles, sonidos de animales y personas…inmediatamente después observé a mi alrededor el sonido del viento, el polvo en mis botas, la soledad del desierto. Fue una revelación. Ese momento fue especial, como hecho a medida: allÃ* estaba yo, en medio del Murzuq, con un trocito de cerámica grabada de hacÃ*a miles de años, rodeada de dunas enormes, con la luz suave de la tarde. Observando eso, vi revolotear a dos mariposas a mis pies…mariposas!!

    Me giré hacia el coche, y habÃ*a decenas de mariposas! Esa fue mi reconciliación con el mundo.

    Dejando a un lado los momentos trascendentales, lo más divertido eran los pasos entre dunas, pequeñas ollas con duna a lado y lado y subiendo, donde habÃ*a que meterle caña y buscar la mejor trazada. En unos de estos pasos iba Gerard delante y disfrutamos viéndolo dejar sus caballos a rienda suelta! Bajó como una bala a la olla, la subió por el lateral derecho, pero la arena estaba muy blanda y se deslizó lateralmente hasta una hierba de camello que habÃ*a en medio del paso. Rectificó rápidamente, volvió a buscar trazada y salió como un cohete hacia arriba.

    Viendo el fes fes del flanco derecho, Marc decidió coger el izquierdo con la tercera a fondo, inclinado lateralmente (a lo que yo no podÃ*a cogerme más fuerte al agarradero de mi puerta) pasó la olla, bajó el coche hasta la hierba de camello y subió por el otro lado. Llegamos eufóricos hasta arriba. Gerard estaba hinchando una rueda que con todo el jaleo de la olla se le habÃ*a desllantado o algo le pasaba.



    En ese punto habÃ*a otro jaleo: un coche estaba en otra olla que también habÃ*a desllantado, Raúl le estaba ayudando, Joan estaba probando de subir y en esto que llega Francisco y empieza a probarlo también. La arena estaba muy trillada y habÃ*a que coger inercia, zapatilla y pasar justo donde estaba el coche arreglando la rueda. Cuando salieron todos los coches el paso quedó libre y fue un gustazo subirlo a toda castaña.

    Esos pasos estrechos, a veces te daban sorpresas con ollas a un lado que parecÃ*an un agujero negro…si se caÃ*a el coche ahÃ* no creo que hubiera forma de sacarlo.



    El último cordón de dunas fue espectacular. Albert abrió un paso donde habÃ*a una bajada suave y larga y luego una subida increÃ*ble que se hacÃ*a estrecha y a un lado tenÃ*as una pared de duna y al otro un agujero negro (comúnmente conocido como olla) que yo creo que te llevaba a la dimensión desconocida.

    Coronamos el cordón y exactamente en el WP 71 se abrió ante nosotros una visión increÃ*ble: dos cordones de dunas enormes a lado y lado y en medio un valle de arena. La belleza del paisaje, con la luz de la tarde me puso la piel de gallina y Marc y yo nos prometimos no olvidar nunca ese momento.



    Poco después estaba el punto de acampada. Cogimos el coche y quisimos ducharnos en lo alto de unas dunas viendo la puesta de sol…no podÃ*a ser de otra manera teniendo en cuenta el dÃ*a tan espectacular y lleno de emociones intensas.




    Todos en el campamento estábamos pletóricos. El briefing fue muy divertido porque KS, JJ, MA escenificaron un episodio muy gracioso con unos coches en miniatura que llevaban. Hicieron una duna en la arena y pusieron los coches en minitura que representaban: Pelucón enganchado, llega Manolo para rescatarlo, entre que llega y no llega, Mare saca a Pelucón y se queda Manolo solo en una olla donde se engancha hasta las cejas. En eso que llega Mare disfrazado de super héroe (Rescateitor Man) con un casco, un chaleco…jajajajaj en fin, impresionante la performance. Lástima que no tengo fotos!

    Para acabar de redondear el dÃ*a, en mitad del briefing nos dimos cuenta de un fenómeno espectacular: un cometa o algo asÃ* caÃ*a des de el cielo y a parte del halo de luz a su alrededor, se habÃ*a formado un halo aún más grande en forma de arco. Todos nos levantamos a contemplarlo y quedamos maravillados.

    Cuando se apagó, quedaron millones de estrellas iluminándonos.

    DIA 10: SALIMOS DEL MURZUQ POR EL PASO DE TEHI-N-TILEMSIM

    Nos levantamos un poco tristes porque solo nos quedaban 40 km de Murzuq. Con el autoestima a tope por el dÃ*a anterior, no dirigimos rumbo al Tilemsim.

    No sé exactamente qué pasó, pero tardamos 5h en hacer esos 40km! Los pasos no eran más complicados que el dÃ*a anterior, sin embargo el grupo estaba más lento. HabÃ*a subidas, que más bien eran paredes.

    Llegamos a un punto en el que debÃ*amos pasar el cordón. Se engancharon varios coches en uno de los pasos y JuanPe abrió una cresta y lo vi desaparecer al otro lado. SubÃ* andando para ver las vistas y flipé con la pared vertical que bajaba. Al otro lado habÃ*a un valle y otro cordón que atravesar.



    Uno a uno todos los coches hicieron la subida a fondo y fueron pasando la cresta. El siguiente cordón tenÃ*a otra subida en la que los coches se encallaban mucho. Albert finalmente abrió una alternativa que era una pared. Marc se fue para allá directo y yo pensé “joder, nos vamos a chocar con la pared”, porque además Ã*bamos a toda castaña…pero no, estos coches lo suben todo y pasamos al otro lado.






    El Tilemsim es muy guapo. Un paso estrecho entre las dunas muy divertido. HabÃ*a mucho fes fes pero fuimos pasando todos. Para nuestra depresión, ya habÃ*amos atravesado el Murzuq…pero tenÃ*amos otras perspectivas! El Akakus decÃ*an que era muy bonito y a demás, como el ritmo habÃ*a sido tan bueno, habÃ*amos ganado 2 dÃ*as que decidimos volver a cruzar el Awari por el resto de cordones de arena.

    Para entrar en el Akakus, hicimos un poco de pista y cogimos algunos quilómetros de teneré. Una extensión de arena llana y fina en la que se podÃ*a correr sin peligro. El paisaje ya empezó a cambiar para obsequiarnos con formaciones rocosas oscuras y erosionadas.

    Nos dirigÃ*amos al arco del Akakus donde querÃ*amos acampar. Por el camino vimos algunas pinturas rupestres que nos sorprendieron mucho: antÃ*lopes, siluetas humanas, hombres cazando…era el retrato de otros tiempos.

    Con la última luz de la tarde, llegamos al arco. Es una roca enorme, un arco del triunfo natural i magnÃ*fico. Acampar allÃ* fue muy especial.





    En el briefing, nos sorprendió la acción del recientemente fundado Comando Barbie Extrem! Natalia, Marta, Esther, etc. HabÃ*an conseguido robar a Brigitte de sus proxenetas y aparecieron en un 80, en medio de la oscuridad con Brigitte medio desnuda asomando por el techo solar. Nos reÃ*mos mucho.

    De nuevo, millones de estrellas nos iluminaban, esta vez con la sombra de piedra debajo.

    ETAPA 4: CRUZAMOS EL AKAKUS CON GRAN RESPETO
    DIA 11: EL TIEMPO SE DETIENE: AKAKUS ETERNO.


    Salimos pronto para poder visitar los sitios más emblemáticos del Akakus. Manolo, nos guió por el laberinto de piedra y pudimos visitar más pinturas, el dedo de Alá, otro arco más pequeño y la pata de elefante, una formación rocosa que recuerda por forma y por textura a la pata de un elefante.

    El Akakus es una combinación perfecta entre arena y piedra. Un bosque de rocas oscuras y erosionadas por el viento, el tiempo y, qué se yo, quizás también algún dÃ*a por el agua! El dÃ*a era muy claro y la luz incidÃ*a en el paisaje como por casualidad. Bañaba las piedras tÃ*midamente y se creaban sombras y contrastes de gran belleza.

    Si el desierto es evocador, el Akakus aún lo es más. No soplaba el viento. La calma era absoluta. Un silencio extraño. ParecÃ*a un montaje, un decorado hecho para nosotros. Miles de años de sol, de arena, de historias escondidas en el tiempo. Huellas prácticamente borradas de otros hombres. Las pinturas mostraban un tiempo tan lejano que es difÃ*cil de entender. Me imaginaba un nativo, mezclando polvo, plantas, sangre de ganado y dibujando vacas, personas, escenas de caza…tanto tiempo después, continuaba su testigo.





    Fascinados, salimos del desierto hasta Serdeles, donde pudimos repostar, comer, ducharnos y relajarnos de nuevo.

    DIA 12: Volvemos al Ubari. Segunda baja.

    Cumpliendo con sus promesas, la organización nos lleva de nuevo a cruxar el resto de cordones del Ubari. Estamos todos entusiasmados de volver a coger arena y deshinchar ruedas. Es el consuelo a saber que el viaje está llegando su fin.

    Después de hacer varios quilómetros de carretera y pista, llegamos por fin a las dunas. Llevábamos apenas 1h y oÃ*mos por la emisora que el coche de Fornons habÃ*a roto un amortiguador en el último trozo de pista y Ramón tenÃ*a algún problema mecánico.

    Los coches estábamos separados en tres segmentos: los coches de cabeza, el grupo de ramón en el centro y Fornons y otras más en la cola. El problema de Ramon parecÃ*a serio: no embragaba y no se podÃ*a mover. Se decidió reunirnos todos en el punto de Ramon y ver qué hacer, ya que estaba en medio de las dunas en una especie de olla.

    Cuando llegamos, los mecánicos ya habÃ*an empezado a desmontar el embrague para descartar otra averÃ*a que quizá tuviera solución. Para poner más emoción al tema, habÃ*a tormenta de arena y poca visibilidad.

    Los mecánicos (que por cierto se ganaron un monumento en este viaje) hicieron un hoyo debajo del coche para poder trabajar mejor, taparon los laterales para evitar al máximo la entrada de arena y pusieron sobre un suelo de plástico todas las herramientas. Desmontaron medio coche ante la mirada preocupada de su propietario, y pudieron ver que la averÃ*a era que se habÃ*a roto el volante motor, si no me equivoco. Estuvieron trabajando des de las 11h hasta las 21h y con la ayuda inestimable de Salvador, pudieron hacer una soldadura y Ramon salió de las dunas por su propio pie.




    DIA 13: Continuamos por arena. Coche volcado.

    Al dÃ*a siguiente se dividió el grupo. Ramón con otros coches se fueron por carretera para encontrarnos en la frontera dos dÃ*as más tarde. El resto, continuábamos por el Ubari para aprovechar al máximo.

    Seguimos hasta llegar al punto de acampada de unos dÃ*as atrás. QuerÃ*amos volver a subir la gran duna y disfrutar un poco de los coches por allÃ*. Marc y yo estábamos al pie de la duna preparados para la acción cuando se oye por la emisora “He volcado, me veis?”. La verdad es que yo tardé bastante en reaccionar, pero Marc y los demás ya subÃ*an al coche para ir directos hacia atrás. En lo alto de un cordoncito de dunas, se veÃ*a un coche tumbado de lado. Era Francisco. Unos cuantos coches llegamos primero y nos aliviamos al ver a Francisco bien. El resto de coches estaban en lo alto de la gran duna y los veÃ*amos venir en manada rápidamente.

    El coche volcado tenÃ*a 3 ruedas desllantadas y estaba un poco aboyado. TenÃ*a las barras antivuelco y eso habÃ*a ido muuuuy bien. LluÃ*s puso su wins y los demás ayudaron a empujar el coche poniéndolo sobre 4 ruedas otra vez. Arreglaron las desllantadas y arrancaron el coche. Por suerte Francisco habÃ*a sido muy rápido en apagar el motor y un hubo ningún problema.




    Con el susto en el cuerpo nos fuimos en dirección a la hammada Zener y Derj. Acampamos en el mismo sitio donde conocimos a Brigitte!

    DIA 14: Hinchamos ruedas. Tercera baja.

    El objetivo del dÃ*a era llegar a dormir a Zwara para estar cerca de la frontera. AllÃ* nos tenÃ*amos que reunir con los compañeros del grupo de Ramón. No tenÃ*a demasiada emoción la etapa: tenÃ*amos que cruzar la hammada Zener otra vez.

    Íbamos con mucha prudencia porque la hammada es peligrosa y rompe coches al menor descuido…de repente, Marc y yo vimos una zanja en medio de la pista y frenó el coche pero aún asÃ* nos la comimos con patatas…yo la verdad es que pensé que habÃ*amos roto amortiguadores, porque se oyó un ruido muy fuerte y la cámara que tenÃ*a en mi falda salió volando.

    Bajamos del coche para comprobar daños…aparentemente estaba todo correcto, pero al volver a subir al coche, la rueda izquierda delantera hacÃ*a un ruido de fregamiento…acudieron a nosotros los coches que iban detrás: Germán, Alex, Albert…Desmontamos la rueda para ver de dónde podÃ*a salir el ruido, que no hubiera nada roto. Soplamos bien y volvimos a montar la rueda. Ya no hacÃ*a ruido!! Se habÃ*a metido polvo o piedras y rozaban con el disco. Menos mal!!



    Continuamos el camino. OÃ*mos por la emisora que Josep decÃ*a “a Francisco se le ha salido una rueda!!”. A pocos metros paramos con los demás coches: al coche de Francisco se le habÃ*a salido una rueda delantera y habÃ*a arrastrado el eje unos metros por la pista. El pobre Francisco se habÃ*a repuesto bien de la volcada, pero eso le abatió…HabÃ*a restos del disco por la pista. Según decÃ*an era muy fuerte porque estaba de color azul y eso solo pasa cuando alcanza no sé cuantos grados de temperatura!

    Con Francisco se quedaron los mecánicos y Albert. El plan era soldar la rueda como se pudiera para hacer más fácil el subir el coche en una grúa que tenÃ*a que ir a buscar Albert. El resto continuamos hasta Zwara por carretera, donde nos encontrarÃ*amos con el resto del grupo. AllÃ* hicimos la última acampada en la playa y fue memorable!

    ETAPA 5: REGRESO

    Cruzamos la frontera con la lentitud habitual. Estábamos todos un poco deprimidos por el fin de la aventura, pero también satisfechos por lo bien que nos lo habÃ*amos pasado. Llegar al hotel de 5 estrellas de Hammamet fue una delicia: la ducha (me duché dos veces seguidas), el buffet de la cena y del desayuno…en fin muy bien. En el barco, dormimos 15 horas seguidas!

    El balance del viaje ha sido excelente. La gente, la ruta, el coche…lo hemos disfrutado todo en cada momento. El recuerdo del desierto, sus paisajes, las sensaciones al cruzarlo quedarán para siempre, o al menos, hasta que volvamos.
    HDJ 100 manual del 99

  2. #2
    HDJOTERO INICIADO
    Fecha de Ingreso
    31 Mar 2009
    Mensajes
    207
    Agradecimientos: 0
    Citado en
    0 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    EH!!!!!!!! que me he equivocado y lo he colgado con el nick de Marc!! jajajajaj [27] [27] [27] [27] Tengo muuuuchas fotos más... [1]
    1.1

  3. #3
    HDJOTERO VETERANO Avatar de syncro
    Fecha de Ingreso
    29 May 2009
    Vehiculo:
    HDJ100
    Ubicación
    levante
    Mensajes
    518
    Agradecimientos: 35
    Citado en
    0 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Precioso viaje y una crónica estupenda (como siempre).
    Algún dia,.... cuando tome la alternativa, ¡me escapo con vosotros a Libia!

    Enhorabuena y saludotes.
    LA AVENTURA.....¡ES LA AVENTURA!

  4. #4
    HDJOTERO VETERANO Avatar de Sondosdies
    Fecha de Ingreso
    13 Apr 2009
    Vehiculo:
    Toyota Hdj 100
    Ubicación
    Terrassa
    Mensajes
    825
    Agradecimientos: 36
    Citado en
    17 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Felicidades eres muy buena cronista

    que envidia sana me estais dando..........cuando volveis que me apunto ??

    saludos

  5. #5
    PATROCINADOR Avatar de Luis Garrote
    Fecha de Ingreso
    31 Mar 2009
    Vehiculo:
    HDJ 100
    Mensajes
    1,624
    Agradecimientos: 152
    Citado en
    2 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Isa mil gracias por tu cronica... te aseguro que se me han humedecido los ojos segun la iba leyendo, que añoranza y eso que acabamos de volver

    HDJ 80 24V 1995 5 PLAZAS
    HDJ 80 24V 1996 7 PLAZAS
    HDJ 80 24V 1997 5 PLAZAS
    HDJ 80 24V 1997 8 PLAZAS
    HDJ 100 AUT 5 VELOCIDADES 2004
    SOCIO AUTT 209
    EA4FJR

  6. #6
    HDJOTERO JUNIOR
    Fecha de Ingreso
    19 Apr 2009
    Mensajes
    14
    Agradecimientos: 0
    Citado en
    0 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Que pasada

    Tengo aun los pelos de punta pensando en esas bajadas imposibles

  7. #7
    HDJOTERO EXPERTO Avatar de pÈpÈXVIII
    Fecha de Ingreso
    21 Sep 2009
    Vehiculo:
    hdj100series2002
    Ubicación
    Sevilla
    Mensajes
    1,367
    Agradecimientos: 61
    Citado en
    21 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Felicidades por todo,incluido por la aportación de Francisco para sus foto,
    las experiencias en la vida son las que dan los GALONES. [ok]

    100HDJSERIESevilla

  8. #8
    HDJOTERO EXPERTO Avatar de Four
    Fecha de Ingreso
    30 Mar 2009
    Vehiculo:
    Land Cruiser HDJ 80
    Ubicación
    Tamarán a.k.a. Gran Canaria
    Mensajes
    4,482
    Agradecimientos: 84
    Citado en
    12 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Muuuy buena cronica [ok] Ahora colgar fotos sin tino [13]
    Cita Iniciado por Carlos4x4
    - Si lo usas para hacer viajes cortos, arregla lo que se rompa. Si son viajes largos, arregla lo que pueda romperse.

  9. #9
    HDJOTERO EXPERTO Avatar de RamonHDJ
    Fecha de Ingreso
    30 Mar 2009
    Vehiculo:
    HDJ80 24v
    Ubicación
    Cádiz
    Mensajes
    3,954
    Agradecimientos: 868
    Citado en
    73 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok] [ok]
    Chapeau!!!!!
    Saludos

  10. #10
    HDJOTERO SENIOR
    Fecha de Ingreso
    30 Mar 2009
    Vehiculo:
    HDJ80-24V
    Ubicación
    Canarias
    Mensajes
    444
    Agradecimientos: 1
    Citado en
    0 Mensaje(s)

    Re: CRONICA DE UN VIAJE A LIBIA

    Hace miles de años, el corazón del Sahara en Libia, era un vergel. Ahora, es viento y polvo y cuesta de imaginar que en otros tiempos por allÃ* corriera el agua y la vida. Cuando contemplas la inmensidad de los valles del Ubari y del Murzuq te......
    Este prólogo me ha emocionado Isa,que gran narradora eres! [ok]
    Aunque toda la crónica esta PRECIOSA,IMPRESIONANTE,que envidia(sana) da y a la vez algo de temor por esas grandes dunas....pongan muuuuuuuchas más fotos ISA y MARC

Temas Similares

  1. MARRUECOS CRÓNICA DE UN VIAJE CON INCIDENTES
    Por MARCIANO en el foro Africa
    Respuestas: 68
    Último Mensaje: 25-08-2012, 01:20
  2. cronica viaje a marruecos en foro KDJoteros
    Por lalo 74 en el foro General
    Respuestas: 3
    Último Mensaje: 21-11-2009, 19:17
  3. CRONICA DE UN VIAJE A MARRUECOS POR MARCIANO
    Por danifender92 en el foro Africa
    Respuestas: 8
    Último Mensaje: 07-10-2009, 21:08
  4. PEDAZO CRONICA DE UN SUPER VIAJE A USA Y CANADA EN SU 100
    Por danifender92 en el foro Otros Destinos
    Respuestas: 21
    Último Mensaje: 01-06-2009, 19:26
  5. cronica de mauritania
    Por joanvi en el foro Africa
    Respuestas: 57
    Último Mensaje: 26-05-2009, 22:09

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •